“La solidaridad es la gran vacuna contra el tribalismo” Jesús Linares

¿Qué podemos aprender del confinamiento?

Que todos llevamos un héroe dentro. Que estamos rodeados de heroísmo, de muestras de solidaridad.  En los momentos críticos es donde se demuestra el carácter de un pueblo. Yo me siento orgulloso de ser español. 


¿Están conectadas la emergencia climática y la emergencia del Covid19?

Están conectadas tanto en sus causas como en su solución. En sus causas, pues tanto la emergencia pandémica como la climática son dos caras de la misma moneda: la degradación del Estado de Salud del Planeta. Está científicamente demostrado que el cambio climático y la deforestación incrementan lo que llamamos zoonosis, es decir, enfermedades infecciosas transmitidas de los animales a los humanos, pues ecosistemas enfermos producen más y más enfermedades. La salud de los humanos depende en última instancia de la salud del Planeta.

Y también están conectados en cuanto a su solución. Tanto el clima como las epidemias están globalizadas. Sin embargo, la humanidad todavía no se ha dotado de estructuras suficientes para gestionar la globalidad, ni climática ni sanitaria. Como avisaba Bill Gates, la epidemia de Ebola del 2014 puso de manifiesto la necesidad de construir estas estructuras. Como muestra la pandemia del Covid19,  no hemos hecho la tarea. Ahora bien, ya no hay excusas para avanzar decididamente hacia esta gobernanza global.

¿Qué tipo de instituciones globales necesitamos?

Ningún país puede defenderse del virus por sí mismo. Hace falta fortalecer Naciones Unidas y sus instituciones como la OMS, para que se convierta en un Sistema Mundial de Salud (SMS). Un sistema que cuente con equipos de respuesta rápida capaz de enviar contingentes sanitarios y epidemiólogos a cualquier parte del mundo. Una gobernanza global que sea capaz de ayudar a los servicios de salud de países del tercer mundo, para poner la frontera entre el ser humano y el mundo de los nuevos virus, y no entre los países entre sí.

En la emergencia climática necesitamos asimismo reaccionar. La última Cumbre del Clima de Madrid, la COP25, demostró que podemos estar  cargándonos el planeta y llevar 25 años reuniéndonos sin tomar decisiones. Hace falta un nuevo liderazgo que hable en nombre del planeta, que hable en nombre del ser humano.

¿Qué es el planetarismo que propugnas?

Es la solución.  Es un nuevo movimiento social internacional, que aboga por el multilateralismo inclusivo. Es el planetarismo quien debe demandar las instituciones globales que necesitamos. El planetarismo es lo contrario al tribalismo, es creer que como enseña la ecología, todo depende de todo lo demás.

La solidaridad es el camino, es nuestra gran vacuna. No solo para las pandemias, sino además para evitar el tribalismo. Para ello he redactado el manifiesto “La Gran Alianza por el Planeta” (GAP) avalado por ICLF  y SUSTENTA que se puede firmar en https://www.sustenta.org/manifiesto-gap/

Mirado en positivo, es un momento ilusionante, un momento histórico para la humanidad. Necesitamos un constitucionalismo planetario que desemboque a futuro en la constitución de los Estados Unidos del Planeta Tierra, con la ONU como su parlamento.  Tenemos un precedente: 1944, año en el que se crearon grandes instituciones internacionales bajo la amenaza de la guerra fría. Ahora estamos en una encrucijada histórica  mucho mas profunda donde las alternativas son el caos o la solidaridad.

El futuro será nuestro pues, como decía Eleanor Roosevelt, ¡“el futuro es de aquellos que creen en la belleza de sus sueños”!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *